– Una relación es cuando dos personas se quieren, se respetan y se divierten estando juntas.
– Es aceptarse mutuamente y querer a la otra persona con sus virtudes y sus defectos.
– Es tratarse bien, con ternura y sin faltarse el respeto.
– Es saber escuchar a la otra persona y poder contarle tus problemas, inquietudes y deseos.
– Es una unión de sentimientos, en el que una persona no se impone sobre la otra.
– Es tener confianza mutua y no comprobar si lo que hace o dice tu pareja es verdad.
– Es tener diferentes puntos de vista y poder dialogar sobre ellos sin que ninguno imponga su opinión. En la variedad está el gusto.
– Es compartir experiencias y momentos juntos y es poder disfrutar de tiempo y espacio para uno/a mismo/a, para estar con las amistades, la familia o realizar nuestro hobby favorito sin que nos moleste que nuestra pareja también lo haga.
– Es no abusar de la pareja pidiéndole constantemente que haga cosas por el otro.
– Es poder expresarnos con toda libertad y sin temor a que nuestra pareja se enfade por decir lo que pensamos o a que nos prohíba algo.
– Es cuando ninguno se enfada si el otro nos lleva la contraria.
– Es valorar el esfuerzo y el trabajo de mi pareja.
– Es cuando nadie impone su voluntad.
– Es aceptar y respetar las opiniones, los gustos, actividades y amistades de la otra persona.
– Es apoyarse y ayudarse mutuamente en planes y proyectos aunque éstos no siempre coincidan.
– Es reconocer cuando nos hemos pasado o equivocado.
– Es entender que a veces hay que ceder para estar de acuerdo en una decisión.
– Es cuando las decisiones que nos afectan a los dos son el resultado de un acuerdo mutuo.

– En una relación no debe haber problemas, discusiones ni peleas.
– Lo ideal es que las dos partes de la pareja quieran estar siempre juntos y que compartan todo.
– En una relación, todas las necesidades están cubiertas.
– En una relación es mejor que los dos sean iguales, que tengan los mismos gustos y que tengan las mismas aficiones.
– Es una relación hay que tener las mismas amistades obligatoriamente.
– En una relación el varón siempre tiene que tomar la iniciativa y decidir sobre las cuestiones importantes.

– Si no soporta a tus amigos/as y prefiere que quedéis siempre los dos a solas.
– Si siempre es él quien decide cuándo quedar, a qué hora, dónde…
– Si te dice que no le gusta que vayas a ninguna parte sin él y te lo justifica diciendo que no puede estar sin ti.
– Si controla tu manera de vestir, maquillarte, hablar o comportarte.
– Si se muestra protector y paternal hacia ti diciendo cosas como: “yo sé lo que es bueno para ti”, ” sé lo que te conviene”…
– Si para conseguir lo que quiere hay veces que te hace sentir culpable.
– Si te chantajea si no quieres mantener relaciones con él, poniendo en duda tus sentimientos hacia él.
– Si te hace responsable de su infelicidad.
– Si “le pone de los nervios” que le lleves la contraria.
– Si te dice que sería “capaz de cualquier cosa” si le dejaras.
– Si a veces “se calienta” y te dice que le dan ganas de pegarte.
– Si no soporta no saber lo que haces a lo largo del día.
– Si necesita saber todo lo que dicen tus colegas de él.
– Si intenta tener controlado tu móvil para saber con quién hablas.
– Si tiene la sensación de que le estás provocando para que “salte”.
– Si no se fía de lo que le cuentas y lo comprueba.
– Si le cuesta mucho disculparse, y más si es ante ti.
– Si siente que, como hombre, tiene que proteger a las mujeres.
– Si no está dispuesto a ocuparse a las tareas de la casa y se escaquea todo el tiempo consiguiendo que le den todo hecho.
– Si es él el que toma las decisiones importantes de la pareja.
– Si se burla de ti y te avergüenza en público.
– Si critica constantemente tus opiniones o tu forma de pensar.
– Si no se interesa por tus cosas.
– Si alguna vez se pone tan nervioso contigo que descontrola y sientes miedo.
– Si te trata como si fueras menos competente que él.

Click para descargar los dípticos con las primeras señales del maltrato, en la versión general y en la versión destinada a jóvenes y adolescentes.

Share This