EL PROGRAMA SAF-T

VioPet es un programa que acoge temporal o definitivamente a los animales domésticos de víctimas de la violencia familiar. Esta iniciativa surge desde GEVHA (Grupo para el Estudio de la Violencia hacia Humanos y Animales) y a partir de la relación establecida entre la violencia hacia animales y humanos y debido a la falta de protección de los animales que desemboca en una desprotección total de les víctimas humanas que sufren este fenómeno.

En muchas ocasiones, los animales que conviven en un hogar violento son utilizados como herramienta de amenaza y/o coacción per parte de la persona maltratadora contra la víctima. El animal se convierte en objeto de venganza o control sobre la pareja, hijos u otros personas del entorno familiar. Por este motivo, en el caso de la violencia de género, la víctima retarda su marcha del hogar por miedo a las represalias que pueda sufrir el animal. Incluso, se niegan a ir a casas de acogida para mujeres ya que no se permite la entrada de animales. Hay que tener en cuenta que el animal suele ser un importante apoyo emocional para a la víctima y no quieren separarse de él.

En los EEUU, algunas leyes estatales contra la crueldad hacia los animales se han endurecido e incluso incluyen disposiciones basadas en investigaciones que vinculan el maltrato a los animales y la violencia interpersonal. Veinticuatro jurisdicciones de los EEUU, permiten a los jueces incluir a los animales en las órdenes de protección en casos de violencia doméstica.

VioPet forma parte del SAF-T Program, creado por Allie Phillips, fiscal y Directora del Animal And Child Abuse Area de la National Disctrict Attorney’s Association en los EEUU. El SAF-T es el primer programa que guía a las casas de acogida para víctimas de violencia a albergar a las familias junto con sus animales de compañía ayudando así a que las víctimas abandonen sus hogares violentos sin dejar atrás a sus animales.

Share This